Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (V): Dos primeros años de despilfarro, infrautilización y más defectos

Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (II): Conflictos matrimoniales retrasaban las obras y la leyenda del derrumbe de otro edificio de Miralles

Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (III): Una construcción contrarreloj desde la primera piedra hasta la última

Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (IV): Goteras, Mundial y, de nuevo, cerrado por obras


En la última entrega dejábamos el Centro de Tecnificación cerrado a los pocos días de su inauguración para acometer la finalización de las obras, algo que iba a durar un par de meses pero que se alargó más de medio año.

En esta entrada repasamos la lamentable gestión y la infrautilización de una instalación que costó 2600 millones de pesetas y que pasó cerca de dos años casi sin uso. Malas gestiones y despilfarros que nos creemos que nos parecen actuales pero que se repiten desde hace décadas y que suelen ser independientes de partidos políticos.

Apenas una semana después de que se clausurase el Mundial de Gimnasia Rítmica ya comenzaba a replantearse el futuro uso del faraónico Centro de Tecnificación que se había construido para la ocasión, cuando eso es algo que se debería de haber planificado con anterioridad a su construcción y diseño, aunque ya sabemos como funcionan (y han funcionado) las cosas en este país.


Lo primero que se estaba intentando cerrar era que el CT fuera sede permantente de concentración de la selección española de rítmica. Pero se empezaba a hablar de otros usos, incluso el alcalde Angel Luna declaraba que "le gustaría dar un mitín allí". También se hablaba de sede para celebrar las elecciones de la Bellea del Foc, conciertos de música moderna, escenificación de obras teatrales. 

Se hablaba ya de que el baloncesto era el deporte ideal para el uso del CT, aunque en esa época ni siquiera existía el Lucentum.

El Centro de Tecnificación continuaba en obras dos meses después de su inauguración, lo que supuso que no se pudiera celebrar en él el primer evento previsto, que era un partido de baloncesto entre el Real Madrid y el Dinamo de Kiev, que se tuvo que desplazar al Pabellón Municipal.


Tuvieron que pasar seis meses para que el Centro de Tecnificación volviera a abrir sus puertas y lo hacía para acoger la elección de la Bellea del Foc.

Se tuvo que esperar hasta el 28 de mayo de 1994 (curiosamente tres días después nacía el CB Lucentum) para ver un evento deportivo en el Centro de Tecnificación. Se celebraba en Alicante el Torneo Preeuropeo de balonmano que acogía a las selecciones de España, Rusia, Rumanía y Noruega.


Tres meses después se estrenaba el baloncesto en el Centro de Tecnificación, con el Torneo Internacional del que ya hablamos hace unas semanas en el blog y que contó con la participación de Pamesa Valencia, 7UP Joventut y Buckler de Bolonia.


En agosto se hablaba de que IFA se iba a hacer cargo de la explotación del Centro de Tecnificación, lo que incluiría mantenimiento, promoción, publicidad, patrocinio y personal. Un acuerdo que finalmente no cuajó y que dejó el CT bajo gestión de la Generalitat.


En octubre se producía el "estreno musical" del Centro de Tecnificación con un concierto de Víctor y Ana. Tras ese concierto se encontraron numerosos problemas como que la sonorización era deficiente en las gradas, que los aseos no tenían distintivos de si eran masculinos o femeninos, no existían barras para servicio de bar, amén de que continuaban existiendo goteras.

Hubo que esperar hasta abril de 1995 para que otro evento diera contenido al Centro de Tecnificación, esta vez fue la celebración del Campeonato de España de Aerobic y también un espectáculo sobre hielo de El Ballet Ucraniano.


En diciembre de 1995, dos años después de su inauguración, el Centro de Tecnificación seguía con un uso mínimo y sobre esto hablaba Jose Emilio Cervera, nuevo director general de deportes de la Generalitat. Cervera calificaba el Centro de Tecnificación de "gran asignatura pendiente de Alicante" y apuntaba que la "instalación costó 2600 millones de pesetas y cuesta mucho dinero mantenerla y prácticamente la tenemos cerrada".


La Diputación asume la gestión y retrata las deficiencias de la instalación

En febrero de 1996 se sellaba un convenio por el que la Diputación se haría cargo de potenciar el uso y rentabilizar la instalación. En aquellos momentos, con el recién estrenado gobierno PP en la Comunidad Valenciana, se utilizaba eso tan común en nuestros días, hablar de "herencia del pasado". Miguel Valor, vicepresidente de la Diputación apuntaba que "el CT ha sido el gran despilfarro del anterior gobierno" e incidía en las numerosas deficiencias que arrastraba "Los ascensores no funcionan, la acústica no sirve, falta un sintético en la pista, la cubierta se vuela cuando hace viento, no hay visibilidad desde determinadas gradas, la calefacción no funciona, las goteras,...".

Gastos de mantenimiento
El Centro de Tecnificación suponía 52 millones de pesetas al año de gastos de mantenimiento, cuando solo ha generado 7 millones de pesetas de ingresos, o sea que daba un deficit anual de 47 millones de pesetas. 

En consumo eléctrico se gastaban 17 millones de pesetas al año al encontrarse los transformadores en malas condiciones, y que de haber estado en buenas condiciones se habrían ahorrado 10 millones de pesetas. Se había pagado 800.000 pesetas en mantenimiento de ascensores...¡¡Que no funcionaban!!. 5 millones de pesetas en mantenimiento técnico, 7.5 millones de pesetas en vigilancia... Sin comentarios.


Y llegó el baloncesto

El 9 de septiembre de 1996 el Lucentum disputó y ganó el Trofeo Patronato Municipal de Deportes al imponerse al Dinamo de Kiev, en lo que supuso la primera vez que el Lucentum jugaba en el Centro de Tecnificación

Como no podía ser de otra manera, aquel partido también nos dejaba cosas que contar sobre el Centro de Tecnificación y es que se produjo una tromba de agua horas antes del partido que provocó goteras en la cancha.


Esa temporada 1996-97 fue la primera en la que el Lucentum jugaría sus partidos en el Centro de Tecnificación y todo arrancó con un partido ante el Patronato Bilbao, entrenado por  Txus Vidorreta y con una victoria del equipo alicantino, que contaba en sus filas con un joven Ferrán López.

Antes de ese arranque liguero tuvo lugar el Primer Trial Indoor Ciudad de Alicante, que fue un éxito absoluto de asistencia, con más de 4000 asistentes ansiosos de ver a los míticos Jordi Tarrés y Marc Colomer.


Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (I): Todo empezó en 1985

Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (II): Conflictos matrimoniales retrasaban las obras y la leyenda del derrumbe de otro edificio de Miralles

Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (III): Una construcción contrarreloj desde la primera piedra hasta la última

Historia del Centro de Tecnificación de Alicante (IV): Goteras, Mundial y, de nuevo, cerrado por obras


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

Importante triunfo de HLA Lucentum basado en el dominio en la pintura