El Lucentum se impone con claridad al Begastri (77-47)


El Lucentum firmó ayer una amplia victoria (77-47) ante el Begastri en el amistoso que les enfrentó en el Polideportivo Florida-Babel. Se trata de la primera victoria del Lucentum ante un equipo de superior categoría, al que dominó durante todo el encuentro, a base de mucha intensidad defensiva y fases de gran acierto en ataque.

Kuko Cruza aprovechó el partido para que todos los jugadores dispusieran de minutos y para probar diferentes variantes y combinaciones en pista, de cara a los siguientes compromisos y al comienzo de la liga.

Cuando el equipo está concentrado en partido da gusto ver la intensidad que tienen en defensa, siempre intentando cortar líneas de pase y buscando recuperaciones para salir rápidos al contraataque. En ataque estático se empieza a ver ya más trabajado al equipo y que la circulación de balón consigue generar ventajas y buenas situaciones en el perímetro. 

Un detalle curioso se pudo ver a falta de unos cinco minutos para el final del encuentro. El Lucentum vencía por cerca de 30 puntos, pero se notaba cierta bajada de intensidad en el juego que provocaba imprecisiones y algunas pérdidas. En el siguiente tiempo muerto pudimos ver como Kuko Cruza les daba una sonora llamada de atención a los jugadores, que si no recuerdo mal eran los del quinteto teóricamente titular del equipo (Fuentes, Adriasola, González, Masllorens y López Valera), reclamando intensidad y mejor actitud en la cancha. La respuesta de los jugadores fueron dos o tres buenas acciones consecutivas.

En la cancha se vio a un equipo que compitió sin ningún complejo ante un equipo de EBA y que mostró que está en una buena línea. 

El equipo se va definiendo. Una pareja de bases rápida y con amenaza exterior (Fuentes y Miñarro). Un perímetro con jugadores rápidos e intensos en defensa, que buscan siempre la anticipación. González y Adriasola lideran el juego exterior, pero ayer vimos buena aportación de Astilleros y Lozano. Por dentro, los centímetros de Remón y López Valera ayudan en el rebote y la intimidación, y el físico de Masllorens aporta consistencia ante jugadores más rocosos. Se echa de menos que Valera pueda tener balones más cerca del aro para aprovechar sus centímetros. Lapeña y Ortolá completaron la rotación del equipo.

El próximo sábado 21, a las 18:30, el Lucentum se jugará en el Centro de Tecnificación las semifinales de la Lliga Valenciana ante el CB Guardamar. En caso de victoria el equipo se enfrentaría ya a un equipo de EBA en busca del pase a la final. Será una buena piedra de toque para ver la evolución del equipo y para luchar por intentar seguir adelante en este torneo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración