Lucentum Alicante: ¿Qué hubiera pasado si...?


Cuando el Lucentum armó el equipo de la pasada temporada, lleno de jugadores determinantes en la Adecco Oro, mucha gente se preguntaba si era la mejor opción después de haber tenido que renunciar a seguir en Liga Endesa por falta de dinero.

Una plantilla muy cara, que nos dio muchas alegrías y un ascenso. Aunque parece que nadie entre los gestores del club contaba con ese ascenso, porque apenas unos días después se anunciaba la renuncia a poder jugar en Liga Endesa. Se desencadenaba así el desmoronamiento del proyecto deportivo profesional del club, que ha terminado con el equipo compitiendo en Primera Nacional.

Cuando en estas semanas vamos conociendo que el ejercicio pasado tampoco cuadraron las cuentas del club (no recuerdo cual debió ser el último año que el Lucentum tuvo un presupuesto equilibrado... si es que alguna vez lo tuvo) y que la deuda se acrecentó, pues uno entiende todavía menos la confección de la plantilla del año pasado.


A toro pasado es fácil escribir, e incluso tiene algo de ventajista, pero me gustaría pensar qué habría pasado si se hubiera optado por otra vía la pasada campaña. ¿Qué habría pasado si se hubiera hecho un equipo más modesto? ¿Por qué no se redimensionó la estructura del club para bajar los gastos? Teniendo en cuenta que estaban preparando  la salida de un concurso de acreedores, no habría estado de más ir adelantando en cuanto a austeridad de cara al negro futuro económico que iba a quedar, a pesar de venderlo como un auténtico éxito.

La primera consecuencia de hacer una plantilla con nombres menos atractivo habría sido que el impacto en la afición habría sido negativo. Eso es así. Tras el varapalo de verte fuera de ACB a pesar de jugar Playoff habría sido muy duro ilusionar a la gente con un equipo sin nombres atractivos. Consecuencia: Disminución en el número de abonados. En lugar de los 1400-1500 que se pudieron hacer se habría quedado la cosa en algo rondando los 1000. Además, el equipo habría tenido peores resultados, probablemente, lo que retraería la llegada de nuevos aficionados.

Cuando se cerró el concurso de acreedores, el club sabía que estaba dejando una losa de 300.000 euros durante 2014 y 2015 y de unos 450.000 desde 2015 a 2023. 

Cuesta pensar que, aunque se hubiera conseguido salvar el presupuesto del año pasado disminuyendo gastos, se pudiera pensar un futuro viable teniendo que destinar cantidades tan importantes a pagar la deuda.


Si partiéramos de la hipótesis de que el club no tuviera que pagar más deuda que la del concurso, tendríamos que si el Ayuntamiento aportase 500.000 euros este año, habrían quedado 200.000 para el proyecto deportivo del club y cantera, a lo que se deberían de sumar unos patrocinios mínimos, que son capaces en conseguir en todas las ciudades Adecco Oro, para armar un proyecto de unos 400.000 o 500.000 euros. Un equipo modesto que podría haber seguido en Adecco Oro, compitiendo en una liga que ya vimos que era muy igualada.

La incapacidad de generar ingresos más allá de la subvención del Ayuntamiento ha sido un lastre muy importante de la entidad y ayudó a la inviabilidad del club. A pesar de tener un "plan de viabilidad" a diez años. Que le pregunten al Ayuntamiento por la factura de esa viabilidad.

¿Merecería la pena mantener un proyecto modesto en Adecco Oro? ¿Cuál sería la respuesta de la afición a tener que vivir con un equipo sin apenas aspiración deportiva de ascenso? Digamos, que tal vez se podría haber optado por pasar la 'travesía del desierto' en Adecco Oro en lugar de hacerlo en Primera Nacional. En cualquiera de los dos casos, parecería muy complicado a corto-medio plazo el tener viabilidad para ser equipo ACB, pero se podría haber mantenido baloncesto profesional en Alicante.

Preguntas sin respuesta. Quien sabe si dentro de unos años nos damos cuenta de que la decisión de empezar desde abajo nos salió bien. Tardaremos unos cuantos años en saberlo. De momento, siempre queda el regusto amargo de las cosas mal hechas y la duda del ¿Qué hubiera pasado si....?

De momento, nos sigue quedando nuestro equipo. Nuestro Lucentum, con gente joven y de la tierra y que le echan su esfuerzo por intentar hacernos disfrutar de los partidos, aunque seamos 500 en las gradas....¡¡Que no está nada mal oiga!! Esta noche a las 20:00, semifinales de Lliga Valenciana en Pabellón Florida Babel.

Ah, y perdonadme por este artículo, pero me apetecía escribir sobre el tema. Es algo ya pasado, pero que nunca conviene olvidar. Dicen que quien olvida su pasado está condenado a repetirlo, pues desde aquí intentaremos siempre recordar de donde venimos....
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

1 comentarios :

Anónimo dijo...

Tu lo has dicho, en todas las ciudades Adecco Oro son capaces de sacar 300.000 € de empresas y esponsors, pero no en Alicante, por eso no tenemos Leb Oro y porque no se ha conseguido a nadie que ponga 180.000 € de aval. Personalmente, creo que estaríamos en la misma situación.