Kuko Cruza: "Estamos preparados y vamos sin miedo a fallar"



El Lucentum se ha plantado en la Final a Cuatro tras una temporada cuasi inmaculada. ¿Ha resultado tan sencillo como transmiten los fríos números de la clasificación (21-1 en liga regular, 4-0 en segunda fase, cerca de 80 puntos anotados de media, por 56 recibidos…)?

Hoy en día el ganar en una competición, sea el deporte que sea, y sea la categoría que sea no es fácil. Nadie te regala nada y los números son sólo el reflejo de que hemos trabajado y hemos respetado mucho. Hasta ahora la competición de liga regular ha demostrado que hemos sido los mejores, al igual que en la fase de clasificación, pero tenemos claro que no hemos ganado nada todavía, y vamos a pelear porque lo mejor esté por llegar.

¿Has percibido a lo largo de la temporada una tensión especial en los rivales a la hora de enfrentarse al Lucentum? ¿Crees que la presencia de un equipo con el pasado del Lucentum ha resultado positivo para la competición?

Evidentemente el nombre del Lucentum da nombre y prestigio a cualquier competición en la que participe. Y creo que al resto de equipos de la liga el jugar en Tecnificación es un partido que les motiva y les hace especial ilusión poder disputarlo. Por supuesto que se percibía una doble motivación en los rivales a los que nos enfrentamos: la propia por lograr sus objetivos y la motivación de querer ganar al Lucentum. Pero también nosotros teníamos la nuestra….


En esta segunda fase el Lucentum ha vencido con cierta comodidad a sus rivales y además se han acumulado parones. ¿Crees que esa falta de ‘tensión competitiva’ puede afectar negativamente al equipo de cara a la Final a Cuatro?

Bueno, las reglas son iguales para todos. La liga se ha confeccionado así y ha habido 4 fines de semana sin competición de los 8 fines de semana que ha habido desde fin de liga regular hasta el comienzo de la Final a Cuatro. A  ello se ha sumado también el parón de Semana Santa en el que se ha aprovechado para cargar pilas y para recuperarse de pequeñas molestias de algunos jugadores.  Hemos tratado de seguir compitiendo buscando amistosos de nivel como el que jugamos contra el UCAM Murcia de Liga EBA y el que disputaremos este fin de semana contra Valencia Bàsquet. 




En sentido contrario, L’Alcora llega tras una segunda fase en la que ha tenido que estar con máxima tensión hasta el último segundo. ¿Eso puede ser positivo para ellos?

Bueno, eso nunca lo sabremos… Por un lado, pueden llegar con mayor sensación de competición, pero por otro lado puede ser que lleguen más castigados a nivel físico….             No lo sé, pero lo que está claro que el factor tensión y motivación lo tendremos como mínimo igualado, nunca perdido. El equipo es muy consciente de lo que se juega y la verdad que la exigencia diaria de todo el año hace que nunca falte esa tensión a nivel competitivo.

L’Alcora, Picken Claret y L’Alfàs serán los rivales en la Final a Cuatro. ¿Eran los que esperabas a comienzo de temporada? ¿Te ha sorprendido algún equipo para bien o para mal a lo largo del año?

La Liga Regular ha demostrado que hemos sido los cuatro equipos más fuertes durante todo el año y la Fase de Clasificación ha hecho justicia a los méritos contraídos por los equipos durante toda la temporada. Lliria ha hecho una gran temporada y ha estado a punto de meterse en la final a pesar de su mal inicio; para felicitar al equipo de Guardamar  y a su entrenador  por su extraordinario año a pesar de ir perdiendo jugadores durante el transcurso de la temporada… Al final los resultados son los que mandan y creo que ha sido lo más justo. Ahora sólo queda disfrutar de una Fase Final que va a ser un gran espectáculo con cuatro equipazos en el que seguro que ganará será el baloncesto. 

Todo el mundo apunta a una final L’Alfàs-CB Lucentum, ¿compartes ese sentir general?

Yo entiendo que la gente hable y haga sus pronósticos, pero nosotros no vamos a caer nunca en ese juego; en primer lugar porque realmente no nos creemos ninguna condición de favorito  ni nunca lo hemos creído, y en segundo lugar por respeto a Alcora, un equipo que sólo ha perdido 3 partidos en la temporada y que juega un gran baloncesto. Nuestra cabeza está en Alcora y sólo en Alcora. Por otro lado, Claret ha sido primero de grupo y seguro que tiene muchas cosas que decir contra Alfàs….



El club ha peleado desde el primer momento por albergar y organizar como local esta Fase Final. Habrá mucha gente en las gradas y un ambiente especial. ¿Cómo crees que responderá el equipo ante ese aliciente extra? ¿Crees que a los más jóvenes del equipo puede jugarles una mala pasada esa presión extra de tener a tanta gente animando?

Yo les digo cada día que lo que tienen que hacer es lo mismo que vienen haciendo día a día desde agosto. Se tienen que olvidar de todo lo demás. Es una oportunidad única que tienen que disfrutar. La única tensión que hemos de tener es la positiva por competir, pelear y darlo todo por su equipo, nunca la negativa. Han dado motivos más que de sobra para confiar en ellos y seguro que el verse arropados por su gente será un refuerzo positivo que sabrán gestionar.

¿Cómo llega el equipo físicamente a la Fase Final? ¿Veremos en estos partidos una apuesta por una rotación más corta (7-8 hombres)?

Ahora mismo estamos en un momento en el que trabajamos para recuperar el mejor estado de forma, que creo que alcanzamos justo antes del parón de Semana Santa. A nivel físico estamos bien, con las típicas molestias de final de temporada pero que no deben ser ningún impedimento para que todos estemos al 100%. La rotación irá en función del tipo de partido que se presente, y no tiene por qué ser distinta a la del resto de temporada. Si algo hemos conseguido es que todos los jugadores se crean importantes dentro del equipo y a buen seguro todos tendrán algo que decir.
 
Desde el club se ha apuntado claramente que no lograr el ascenso sería un “fracaso”. ¿Os causa presión esa obligación de ganar? ¿Percibes ese miedo a fallar en el equipo?

No creo que el hecho de no ascender sea un fracaso. En un principio el objetivo número uno era entrar en la Final a 4 y una vez se consiguiera el objetivo sería competirla. Estamos muy satisfechos con el balance hasta ahora,  aunque es evidente que no nos conformamos, y nunca podemos perder la perspectiva de que esto es deporte y a un partido todo puede pasar. Hemos estudiado mucho para este examen, creo que estamos preparados y vamos sin ningún miedo a fallar.

Esta fase final es el momento clave y seguramente muchos aficionados ‘regresen’ a ver al Lucentum tras no haberlo hecho durante toda esta temporada en Primera Nacional. ¿Qué mensaje les transmitirías para animarles a apoyar al Lucentum en estos momentos?

Que estamos encantados de que regresen y que vengan a animar y a apoyar al equipo, no por los jugadores o por el cuerpo técnico sino por el Lucentum. El club está en un momento que necesita el apoyo de su gente y que ese fin de semana se puede conseguir que el club dé un paso adelante muy importante y que genere una ilusión que hace escasas fechas se había perdido. Está claro que esto no es ni LEB ni ACB, pero estoy seguro que pueden disfrutar mucho del baloncesto y de su equipo.

Sabemos que el club tiene muy avanzado el proyecto deportivo de cara a la próxima temporada (a falta de saber la categoría en la que podrá competir el primer equipo). ¿Te gustaría seguir formando parte del proyecto? ¿Crees que podremos ver cierta continuidad del bloque de este año?

Si te soy sincero ahora mismo sólo tengo en la cabeza el partido del sábado día 24. Lo que pase de ahí en adelante es futuro y ahora mismo bastante tengo con el presente. El baloncesto es presente, poco importa ya lo que queda atrás y el futuro más allá del partido contra Alcora es muy lejano. Por otro lado, por supuesto que me gustaría formar parte del proyecto, y a quién no… Creo firmemente en las personas que están al mando del club y sé que ellos están trabajando muy duro para que el club siga creciendo tanto a nivel deportivo como institucional.

La cantera del club se va a reorganizar. ¿Crees que el Lucentum podrá tener una línea de continuidad entre base y primer equipo a medio plazo?

La política de apoyo y desarrollo de la base por parte del club es muy clara. Van a apostar aún más fuerte por los chavales porque en el baloncesto actual donde el apoyo económico escasea, el tener tres o cuatro jugadores de la base en el primer equipo es una garantía de continuidad del proyecto (caso Joventut). Además arrastra mayor masa social y es una manera de que la ciudad se identifique mucho más con su equipo.


Por último, te planteo una imagen: domingo 25 de mayo a eso de las 14:20, el Lucentum logra vencer en una hipotética final y logra el ascenso. ¿Cómo te ves en esa foto?¿Has visualizado en algún momento esa situación?

Lo único que me planteo es cómo afrontar el partido contra Alcora del sábado 24 de mayo. Sería muy vanidoso por mi parte pensar en una hipotética final…

Un saludo y muchas gracias por vuestro apoyo y cobertura en los momentos más difíciles para el club.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración