¿Ilusionarnos a tope con el Lucentum?... ¿y por qué no?


El Lucentum juega este domingo en el Pedro Ferrándiz frente a Marín Peixegalego, un partido que se ha convertido en importante, como todos los que quedan de aquí al final de temporada.

Mirar la clasificación y ver al equipo a una sola victoria de ese primer puesto que concede el ascenso directo hace que llegue el momento de la ilusión. El club siempre ha tenido los pies en el suelo y el objetivo del equipo comenzó siendo la permanencia, luego se hablaba de asegurar los Playoff, ahora ya se quiere el factor cancha en la primera ronda...   

La cuestión es que a estas alturas de la temporada el equipo ya es consciente de que puede ganar a cualquiera y somos candidatos firmes a pelear el ascenso directo, ni más ni menos que porque nos lo hemos ganado en la cancha.

Y con esa ilusión hay que ir a los partidos de ahora en adelante. Amics y Cáceres han demostrado que no son imbatibles, con lo que no hay nada imposible. Este domingo nos visita el equipo en mejor momento de la liga y tenemos que ir al basket con esa sensación de que vamos a ver un partido interesante y donde el Lucentum puede ganar y meter una presión importante a Amics Castelló que jugará domingo por la tarde y que puede ver peligrar seriamente su primera posición.

En la grada no cobran canon por soñar con ser líderes y por soñar con ascender directo. Con esa mentalidad tenemos que ir y disfrutar de estos momentos, que bien merecidos los tenemos después de los últimos años en los que parecía que todo se hundía. Ya tendremos tiempo en mayo-junio de otras discusiones, porque en esos meses se va a cocer el futuro del club. De momento, baloncesto y apoyar a un equipo que da gusto ver jugar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración

Adiós a Miguel Ángel Zapata, ¿y ahora qué?