Análisis del rendimiento de la plantilla de la Fundación Lucentum


La Fundación Lucentum tomó la decisión de reemplazar a Kuko Cruza como técnico del primer equipo después de la mala racha de resultados que encadena el equipo. Según apuntaba Kuko Cruza ayer en declaraciones a Deportes COPE, la directiva esperaba que el equipo estuviera más arriba.

Una vez tomada la decisión, el tiempo acabará determinando si es acertada o no. Al final, la irregular marcha del equipo es consecuencia de una responsabilidad compartida entre cuerpo técnico, jugadores y directiva.

Si repasamos el rendimiento de los jugadores de la primera plantilla en comparación con la pasada temporada vemos algunos datos interesantes. La plantilla la podemos analizar en dos bloques: el de jugadores que la pasada temporada jugaron en LEB Plata y de los que tenemos datos que pueden ser más o menos comparables de una temporada a otra y el bloque de jugadores llegados desde otras competiciones.


JUGADORES QUE DISPUTARON LEB PLATA 2014-15: Adrían Fuentes, Xavi Hernández, Jose González, Carlos Martinez, Johan Kody, Jon Ander Aramburu y Edu Guillén.

Si comparamos la media de valoración que firmaron la pasada temporada en la liga regular y el promedio que llevan a estas alturas de temporada vemos que la variación de rendimiento no es muy destacable a nivel global ya que la valoración solo ha aumentado un 3.7% respecto a lo que estos jugadores valoraron la pasada temporada. Es decir, la aportación de este bloque de jugadores se ha ajustado a lo que se podía esperar en líneas generales en base a lo que valoraron el año anterior.





JUGADORES QUE NO DISPUTARON LEB PLATA 2014-15: Marco Porcher, Adrian Bowie y Kaj Sherman.

En el caso de estos jugadores es más difícil establecer una comparación y hay que tomarla como orientativa ya que no es lo mismo competir en EBA que en Plata, al igual que el rol de los jugadores podía ser muy diferente en sus equipos la pasada temporada.

En el caso de Bowie vemos que sus números se han reducido considerablemente, a pesar de mantener prácticamente los mismos minutos de juego. Está claro que su rol esta temporada está siendo diferente y por él no pasan tantos balones como lo hacía las pasadas temporadas en EBA.

Porcher llegaba desde la NCAA y al comparar sus números vemos que los de esta temporada se corresponden con los que ofreció la pasada temporada. 

Sherman también llegaba desde la liga universitaria americana y en el Lucentum está teniendo muchos menos minutos de juego, lo que ha reducido algo su aportación respecto a la pasada temporada.








Aunque este tipo de comparaciones hay que cogerlas con pinzas, la sensación general que se extrae es que los jugadores con los que cuenta el equipo han rendido de manera más o menos ajustada a lo que ofrecían en sus equipos el año pasado.

Por un parte es posible que Kuko Cruza no haya sabido hacer evolucionar y sacar más rendimiento a la plantilla, pero por otra podemos pensar que con los mimbres que teníamos tampoco podíamos soñar con estar mucho más arriba en la tabla.

He dejado fuera del análisis a la nueva incorporación del equipo ya que con apenas cuatro partidos había poco para hacer una valoración ajustada. En cualquier caso, está claro que el jugador está lejos de ser un jugador que diera un salto de calidad destacable al equipo por lo visto en sus primeras actuaciones.

Con los pocos partidos que restan, el nuevo entrenador tiene que tener como objetivo principal el recuperar anímicamente a un equipo en dinámica negativa y conseguir que los recursos disponibles sirvan para alcanzar un buen final de temporada.

Si miramos a nuestros rivales, podemos ver con envidia la presencia de jugadores determinantes que han llegado de NCAA o de otras ligas. Está claro que para fichar en estas ligas se recurre a vídeos, informes y otras referencias, ante la imposibilidad de tener recursos para hacer seguimiento en directo de posibles fichajes. La dirección deportiva del club tiene al final la decisión en base a esos informes y a los condicionantes económicos de las operaciones. El porcentaje de riesgo en estas operaciones es alto y son muchos los factores que pueden acabar convirtiendo a un fichaje en un éxito o en un fracaso.

Tras ver el rendimiento de las incorporaciones realmente lo que se puede ver es que ninguno de ellos han dado un paso adelante en cuanto a rendimiento y el equipo se ha quedado sin una pieza que marque diferencias en momentos importantes, haciendo que las expectativas creadas se hayan ido minorando a medida que ha avanzado la temporada. Esto se ha intentado corregir con la incorporación de Russell Byrd, algo que de momento no ha servido para mejorar el rendimiento del equipo y esto queda en el debe de la dirección deportiva del club.
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

3 comentarios :

Anónimo dijo...

Muchas gracias por el artículo Ramón Juan, muy interesante la comparativa que llevas a cabo. Creo que queda bastante claro que el equipo no es mejor que el de la temporada pasada. Y si la temporada pasada el objetivo era permanecer-competir y el equipo rindió muy bien...viendo la de esta no tiene mucho sentido poner de objetivo el ascenso directo.

Ahora que también hay otras comparativas que me parecen bastante claras en lo que respecta a qué han fichado el resto de equipos:

Javonte Green (Marín): 14-15 NCAA: 15.4 puntos 9.1 rebotes 15-16 16.5 puntos 9.1 rebotes
John Schoof (Granada): 14-15 NCAA: 12.0 puntos 3.1 rebotes 15-16 12.9 puntos 2.2 rebotes
Parker Smith (Araberri): 14-15 NCAA: 16.3 puntos 3.4 rebotes 15-16 13.5 puntos 2.1 rebotes
De Lattibeaudiere (Araberri): 14-15 NCAA: 13.4 puntos 7.8 rebotes 15-16 15.4 puntos 7.6 rebotes

Por nombrar a algunos...queda más claro todavía la falta de criterio y acierto en la confección de plantilla. Y sobretodo la falta de realismo a la hora de fijar un objetivo y luego ir exigiendo/cortando cabezas.

Anónimo dijo...

Es que cuando Ramón Juan no escribe por boca de otros, y no se deja influenciar por los directivos, hace artículos interesantes... Progresas adecuadamente!!

Ramón Juan dijo...

Después de casi 10 años con el blog no tengo la necesidad de escribir por boca de nadie, por suerte. Un saludo!