El Lucentum dice adiós a la temporada de la forma más dolorosa

Foto: Jose Fco. Martínez
El baloncesto a veces es duro. A la vez que te da alegrías es capaz de quitártelas en apenas unos segundos. Y eso lo vivimos ayer en el Centro de Tecnificación.

El Lucentum perdió ayer una buena ocasión (y van unas cuantas) de enganchar a la afición. Hacía mucho tiempo que no se veía tanta gente en las gradas y el ambiente recordaba por momentos al de otra época.

El partido se puso muy complicado en la primera mitad con -17 al descanso y con un rival dominando el ritmo del partido (como en toda la serie). Todo cuesta arriba, pero era otro aliciente para la épica. Y esa épica llegaba en la segunda mitad con unos grandes minutos del equipo (bueno de los 6 jugadores con dinámica competitiva) que se enchufó al partido. Empezaron a entrar los triples, empezamos a buscar el equilibrio entre el juego interior (Rejón) y el perímetro y llegaron los puntos. 

La remontada se culminaba y el equipo parecía que iba a hacer el milagro. Pero en el tramo final llegaron las imprecisiones y tras varios errores el partido acabó siendo un cara o cruz que acabó con una acción final de Alex Reyes que falló una canasta fácil y nos privó de una prórroga que nos habría alargado la vida... o la agonía, nunca lo sabremos.

Cuando pierdes un partido de esta forma es como si te cayera un jarro de agua fría y te olvidas de todo. El impacto del dolor es tan grande que todos nos fuimos a casa con un bajón enorme por esa ajustada derrota. 

Pero eso no tiene que hacernos perder la perspectiva de que el equipo no mereció clasificarse para las semifinales ya que el CBC Valladolid fue superior en el cómputo global de la eliminatoria.

Ahora, con la cabeza un poco más serena, llega el tiempo de las valoraciones y en el blog vamos a repasar en estos días las claves y a analizar el fracaso de esta temporada para el Lucentum. Iremos escalón a escalón, porque la responsabilidad está muy repartida. Desde los jugadores hasta la dirección deportiva, pasando por el banquillo. 

Una temporada más nos veremos en la LEB Plata, y seguiremos soñando con que el baloncesto pueda crecer. La afluencia de gente a las gradas ayer tiene que hacernos pensar que sigue latente el sentimiento Lucentum en esta ciudad y hay que trabajar por que vuelva a florecer. Pero para esto, hay que reflexionar y aprender de los muchos errores que se han cometido.
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :