Análisis del informe de subvenciones a clubes LEB Oro - Lucentum Blogging

Lucentum Blogging

Desde 2007 hablando del Lucentum Alicante

ÚLTIMAS NOTICIAS

Home Top Ad

Post Top Ad

27 febrero 2020

Análisis del informe de subvenciones a clubes LEB Oro


El informe publicado ayer sobre las subvenciones que reciben los clubes de LEB Oro despertó mucho interés y ha batido records de visitas en el blog. Los datos allí publicados intentan ser lo más actualizados y veraces posibles. Salvo algunos casos muy puntuales, la información aportada viene de fuentes de las propias instituciones y de los propios clubes.

El informe presenta una foto fija que permite hacernos una idea aproximada de lo que aportan las instituciones públicas a los clubes LEB Oro.

En este asunto de las subvenciones a clubes profesionales siempre hay debate. Lo cierto es que las subvenciones públicas suponen, en promedio, un tercio del presupuesto de los clubes, aproximadamente

Hay casos extremos como el de Melilla Baloncesto, donde tienen acordada una subvención de un millón de euros, que supone casi la totalidad del presupuesto del club, o el caso contrario de Real Canoe, que declara no recibir ninguna subvención pública.

¿Qué cantidad de ayuda pública es razonable para un club deportivo profesional? La respuesta a esta cuestión genera mucho debate. Lo ideal sería medir el retorno que realmente ofrece un club deportivo a la administración pública que subvenciona, pero seguramente así no saldrían las cuentas con la subvenciones recibidas por la mayoría de entidades.

El modelo se desajusta todavía más cuando se llega a ACB, donde las ayudas públicas siguen siendo muy importantes en muchos clubes, suponiendo un peso destacado en sus presupuestos. Clubes como Fuenlabrada, Andorra, Burgos, Gran Canaria o Tenerife reciben importantes cantidades de instituciones públicas.

La heterogeneidad en las ayudas es llamativa. Aquí entran en juego decisiones políticas que varían en cada región o provincia, también influyen los colores políticos que gobiernan en cada institución. Esto genera clubes de primera o clubes de segunda en función de estos parámetros geográficos o políticos.

Al final, lo que es evidente es que el baloncesto profesional no es autosuficiente con el modelo actual. Los patrocinios privados y los ingresos generados por los propios clubes (entradas, merchandising, abonos...) no llegan para cubrir los gastos que exige un proyecto competitivo en una Liga ACB o LEB Oro. También es cierto que estamos lejos de lo que supuso aquella burbuja de aquellos años 2005-2010, donde en LEB Oro se llegaban a manejar presupuestos de hasta 4 millones de euros, con grandes subvenciones públicas y también con mucha participación del sector inmobiliario en aquella época de 'vacas gordas'.

No hay comentarios:

Post Bottom Ad

Pages