Sacando conclusiones positivas de la derrota del Lucentum en el Palau

 
 Fotos: ACB Photo - Alex Caparrós

Derrota en el Palau ante el Barça Regal, líder la competición. Entraba en la lógica, aunque todos teníamos la esperanza y la ilusión puesta en un equipo que nos ha demostrado que es capaz de cualquier cosa esta temporada. 

Era díficil. Se sumaba la baja de Ivanov, lo que lo convertía en una llamada a la épica. Estoy a la espera de escuchar las declaraciones de Txus sobre la ausencia del búlgaro, me gustaría saber si estaba peor de su lesión y si ha sido una decisión "técnica" intentando recuperarlo para el partido de casa ante el Real Madrid, en el que podremos seguramente recuperar a Luz y tener más opciones de sorprender a un grande.

Sin Ivanov, sin Luz, con Rautins jugando minutos de base y todavía en fase de acoplamiento, el equipo perdía poder ofensivo y eso se ha reflejado en el marcador final, pero en líneas generales y haciendo una lectura más amplia del partido creo que se pueden sacar muchas buenas conclusiones de un partido que nos ha servido para crecer y no frenar nuestra buena dinámica, a pesar de la derrota.

Las carencias ofensivas se cubrieron con buenas defensas

El equipo notó la ausencia de Ivanov como referente ofensivo y como punto de equilibrio en el juego ofensivo, pero lo suplió con una gran seriedad en defensa que hizo que el Barcelona tuviera pocos tiros fáciles, sobretodo en la primera mitad. Se defendieron bien las líneas de pase y se hizo que el Barça jugara con mucha incomodidad en muchas fases del partido.

El dato: El Barça Regal ha hecho su peor anotación de la temporada en el Palau (también hizo 65 contra Granca).

En ataque estuvimos muy desacertados, a pesar de que se generaron bastantes buenas situaciones. Lo que está claro es que en la situación en la que estaba el equipo, sin buenos porcentajes era imposible ganar, y a pesar de ello el equipo estuvo con opciones hasta el comienzo del último cuarto.


Simulacro: El Lucentum sin Ivanov

Sin Ivanov, el Lucentum se ve obligado a buscar otras opciones para completar su juego interior con jugadores que no son interiores natos, y hoy Vidorreta ha tenido la ocasión de realizar múltiples combinaciones, algo que seguro que nos viene bien de cara al futuro. Queda de "chulo" decirlo, pero el Lucentum ha utilizado en cierta medida el partido como banco de pruebas de cara a partidos más importantes.


Hemos visto a la pareja Barnes-Kone, hemos visto a Stojic jugando en el poste e incluso a Jódar disputando cerca de 10 minutos de calidad y aportando al equipo, demostrando que Vidorreta le ha tenido metido poco a poco en dinámica y ha estado preparado para aportar en la rotación.


Y Rautins sacó su fusil

Otra buena conclusión del partido de hoy ha sido ver a Rautins jugando minutos de escolta en el último cuarto y, según mi impresión, con cierta "barra libre" para jugarse tiros en un momento en que el partido se escapaba. 

Ha estado algo desacertado, pero ha demostrado que cuando pueda jugar regularmente en su posición natural, de escolta, y se acabe de acoplar a los sistemas, tiene un tiro tras salida de bloqueo espectacular que puede darnos muchas alegrías.

Como base, cumple, aunque se le nota todavía poco fluido. Lo dicho, cuando vuelva Luz tenemos un gran artillero en el perímetro.


En definitiva, un partido que no se dio por perdido en ningún momento y en el que, a pesar de las limitaciones, se luchó y se compitió ante el líder de la liga. Una derrota que no duele, que fortalece y que seguro que sirve para que el equipo afronte el partido del próximo domingo ante el Real Madrid en las mejores condiciones y con todos los jugadores en buenas condiciones para ofrecer un gran día de baloncesto ante un Centro de Tecnificación, que de una vez por todas debe estar a reventar.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración