Un Lucentum mermado sucumbe ante un Barcelona superior


El día comenzaba con la ilusión de la afición y con la confianza en un equipo que llegaba en buen estado al partido. Pero a media mañana comenzaban a llover noticias negativas via Twitter, Rafa Luz no estaba entrenando. Tendríamos que seguir con Rautins apoyando en el puesto de base. Mala noticia pero bueno, ya estabamos manejándonos relativamente bien en esas situaciones.

El jarro de agua fría caía unos minutos después cuando nos confirmaban que Ivanov estaba con gripe y en la cama con fiebre. Se complicaba la situación por momentos.

A lo largo del día, tratábamos de mantener la ilusión y la confianza en el equipo, en que Ivanov iba a jugar y en que era posible seguir soñando con dar la campanada.

El equipo salió valiente. Vidorreta apostó por Rautins de inicio y con la intención de buscar tener aportación ofensiva. Se aguantó un cuarto con el marcador igualado. Comenzaron las imprecisiones y el Barça comenzó a anotar con facilidad, tanto a media distancia como en tiros abiertos con mucha ventaja. La ventaja aumentaba paulatinamente entre el desacierto del Lucentum y la incapacidad de hacer daño cerca del aro.

Llompart fue el único que mantuvo un nivel alto en el equipo, pero el Barcelona puso muy difícil en todo momento la circulación del balón, impidiendo tiros cómodos y el Lucentum se fue extinguiendo a medida que el Barça aumentaba su ventaja.

Los últimos dos cuartos fueron casi simbólicos, con un Barcelona bajando el pistón y con un Lucentum acabando dignamente un partido en el que no pudimos sobreponernos a tantos problemas.

Ahora, tras el lógico bajón de una derrota tan incontestable, toca quedarnos con lo bueno, con que hemos podido disfrutar con ilusión de ver al equipo en un marco como es el Sant Jordi y los que estén en Barcelona que sigan disfrutando de la Copa,  y los que se quedaron en Alicante a esperar al próximo partido, para aplaudir al equipo y para seguir disfrutando del baloncesto.



Comentarios

Entradas populares de este blog

HLA Alicante ocuparía una plaza vacante en LEB Oro si Bilbao compra la plaza de Araberri

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración

LEB Plata 2018-19: Un primer análisis de los dos grupos