Proyecto Lucentum 2012-13: Ilusión recuperada


La verdad es que entre fichajes, presentaciones, rumores, abonos, etc, el blog se visto inundado por la actualidad y apenas ha quedado espacio para la opinión que al fin y al cabo es lo que me gusta hacer de vez en cuando. Vamos a bajarnos de tanta vorágine de fichajes para echar una mirada al proyecto del Lucentum, un proyecto que está ilusionando a una afición que lo que quiere es seguir viendo baloncesto semana a semana.

Desde que el día 20 de julio se anunciara que el Lucentum descendía a la LEB a cambio del fondo de ascensos-descensos hasta el día de hoy han pasado apenas un mes y es llamativo ver la ilusión que se palpa en la afición del Lucentum ante unos momentos tan delicados como los que sigue viviendo el club. 

¡Qué poco hace falta a veces para ilusionar a la afición! Una campaña de abonos atractiva y con un lema que ya es un vínculo con la afición (#VamosLucentum), una oleada de fichajes atractivos y adaptados al objetivo de tener un equipo competitivo en la Adecco Oro y una afición que se había visto sin baloncesto y que ahora va a saborear como nunca el "lujo" que supone hoy en día que siga habiendo baloncesto en Alicante.

Se lee en muchos foros del mundillo del baloncesto que el Lucentum está siguiendo el camino del Menorca la pasada temporada, que descendió con una gran deuda a sus espaldas, que estaba en concurso de acreedores y que se gastó mucho dinero en hacer una gran plantilla en LEB, luego ascendieron pero no pudieron llegar a la Liga Endesa por falta de apoyos, lo que llevó a la disolución de la entidad y su desaparición.

Desconozco los detalles de la situación de Menorca pero el Lucentum llega con "cierta mejor situación" ya que ha "superado" una primera temporada en concurso que nos ha costado el descenso pero en la que hemos evitado, de milagro, la disolución. El Lucentum saldrá probablemente de concurso a mitad de temporada, tras el acuerdo con los acreedores, con lo que si se cumple el presupuesto de este año el club tendría viabilidad a medio plazo.

Es aquí donde estaremos en lo de siempre. ¿Se van a cumplir los compromisos? El Ayuntamiento ha firmado 500.000 euros de subvención y esperemos que cumpla con los pagos. El resto de presupuesto hasta un 75% está también comprometido y falta cerrar el resto. Si es así, se podrá salvar una temporada en la que eso es lo prioritario, más allá de obsesionarnos con el ascenso.

Ahora bien, el equipo que se está componiendo es ilusionante y creo que está entre las tres o cuatro mejores plantillas de la liga, con lo que la propia competición es probable que nos sitúe en posiciones de soñar con ascender.

Parecerá una tontería, pero me gusta ver el entrenador y la mayoría de jugadores tienen cuenta en Twitter, es una forma de sentir más cercanía todavía con nuestro equipo y además viene muy bien al lema "tuitero" que tiene nuestra campaña de abonos. #VamosLucentum

Si se ascendiese nos llevaríamos una gran alegría los aficionados, pero ya os digo que eso sería el preludio de otro culebrón veraniego como el que venimos viviendo todos los años para encontrar el dinero para poder volver a ACB. Harían falta 1.5 millones para devolver el fondo de ascensos-descensos y luego una serie de apoyos y patrocinios que sustenten un presupuesto de unos 3 millones de euros, de los que una parte habría que ir ahorrando para cuando haya que ir pagando la deuda.

¿Sabéis que os digo? Que hay que disfrutar del baloncesto y del Lucentum, olvidando si el logotipo que llevamos es de ACB o de LEB, hay que soñar con ganar, con ascender y hay que ir al Centro de Tecnificación a seguir pasando buenos ratos con nuestro equipo. Así lo hicimos el año pasado. A final de temporada llegará el momento de hacer cuentas y de ver si los que tienen que sacar esto adelante lo pueden hacer (empresarios, patrocinadores, instituciones,...).

Una cosa esta clara, ni los aficionados han generado 9 millones de euros de deuda, ni los aficionados tienen 3 millones de euros para cubrir el presupuesto, eso no está en nuestras manos. Y eso es así aquí, en Valencia, en Donosti y en cualquier sitio mientras el mundo del deporte esté como está. A la afición hay que pedirle que apoye, que se abone ahora que los precios también acompañan y que permitan al club presumir de que a pesar de haber descendido mantenemos la masa social e incluso, ¿por qué no?, la aumentemos.

Y a los directivos pedirles que peleen por los apoyos, que sean coherentes con el presupuesto y que luchen por que esto siga adelante, que en los tiempos que corren no es nada fácil.

¡YO ME ABONO!
Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :