Carta de Juanjo Bernabé sobre el baloncesto alicantino y el Lucentum


En estos tiempos en los que el club ha tenido que dar muchos pasos hacia atrás para intentar volver a crecer desde la base y fuera del baloncesto profesional es importante contar con los máximos apoyos posibles.

Hoy me encontrado con un inesperado email en mi bandeja de entrada. Un alicantino, Juanjo Bernabé, me hacía llegar una carta en la que relataba su experiencia en el baloncesto alicantino. Una interesante misiva que os transcribo íntegramente.

Bernabé se formó en las categorías inferiores de Montemar y desarrolló toda su carrera fuera de Alicante. Hace unos años le pude hacer una entrevista en vísperas de un Lucentum-León. Bernabé se retiró hace unos meses del baloncesto profesional.

Os dejo con la carta de Juanjo Bernabé:



SIEMPRE RIVAL PERO ALICANTINO.

Juanjo Bernabé.- Alicante 28/12/75.- Cantera del Club Atlético Montemar de Alicante. 

Leer que el equipo de tú ciudad, después de mas de una década en el panorama Nacional del baloncesto profesional desaparece me ha entristecido profundamente. Crisis, deuda, falta de ayudas y poco margen de tiempo han llevado al club a no poder competir a nivel profesional.

Pero estoy muy contento de que una nueva directiva, encabezada por un viejo rival y amigo, Toni Gallego, liderare un proyecto ilusionante de formación de cantera y estabilidad para retornar con el tiempo al basket de élite.

No somos muchos, más bien pocos, los que podemos decir que hemos vivido el baloncesto de Alicante desde la cantera y luego hemos podido competir  defendiendo la camiseta del equipo de tú ciudad en unos casos y en otros enfrentarte a él ( como es el mío) en todas las categorías profesionales donde ha militado el equipo.

También de Alicante, aunque no muchos, han salido grandes jugadores ACB como Iñaki Gómez (TauGres) o Juan Luis Baidal (Juventud), Fernando Vidal (Mayoral Maristas), Óscar (Cacaolat) o Jesús Fernández de Villena, (Menorca, Granada, COB, Fuenlabrada…), y el que escribe (Cáceres, COB y León) y seguro que me dejo a alguien en el tintero.

En mí caso concreto, me formé en la cantera del Club Atlético Montemar de Alicante. 

Sin desmerecer a otros clubes como la SCD Carolinas, Maristas, San Blas, etc…, en Alicante había dos clubes que por tradición en baloncesto y por presupuesto, eran los dos más importantes de la ciudad y que más cantera manejaban, El Montemar, y el Miguel Hernández-TEKA (posteriormente  El LUCENTUM).
 
Ya desde infantiles se mascaba la rivalidad entre estos dos clubes, y en cada enfrentamiento la tensión y esa rivalidad hacían acto de presencia. 

Los dos militaban en categoría senior en la antigua 2º división , si no recuerdo mal.

Generaciones de jugadores con mucho talento que se sentían identificados con el escudo que defendían y que no iban a cambiar de club. 

Salí de Alicante a jugar a la extinta 1º División  en 1993, un año después se creaba la Liga EBA y el Teka de Alicante se inscribió en ella como Electrodomésticos Ernesto. 

Yo ese año jugaba en el CB Ambroz de Plasencia y en la final a 8 de Gijón se jugó el ascenso a ACB, ya que la EBA era la 1ª liga después de la ACB.  Ninguno de los dos equipos consiguió el ascenso.

Dos años después creo recordar, se crearía la LEB.

En 1999 fiché en Ourense y ese año jugué 2 veces contra El Lucentum en Liga y 2 más,  uno en Ourense y otra en Alicante, en la final de la misma, con los dos equipos ascendidos a ACB y con una fiesta en el Centro de Tecnificación tremenda. 

Al año siguiente en la temporada 2000-2001, jugamos los dos equipos en ACB (primer año del Lucentum en ACB), ese año  descendimos ambos equipos a la Leb, y el destino quiso que la siguiente temporada, la 2001-2002, nos jugáramos entre los dos equipos la plaza de ascenso de nuevo a la ACB, siendo el Lucentum el que consiguiera ese ascenso con un rotundo 3-0 para ellos.

Después volvimos a coincidir en LEB cuando El Lucentum volvió a descender y la temporada de su último ascenso la he visto ya fuera de las pistas.

Después de casi 20 años de profesional siempre que he jugado en Alicante lo he hecho como rival, nunca tuve la suerte de jugar en el equipo de mí ciudad y ahora me toca ver cómo desaparece a nivel profesional.

Por eso quiero hacer mención a ese selecto grupo de jugadores alicantinos, que sí que han tenido la suerte de poder jugar en el Lucentum ó en contra (como yo), en todas las categorías en las que estuvo el equipo.

Jugadores como Juan Miguel Navalón, Rafa Martínez, Fernando Parreño o Toni Gallego. Algunos de esos jugadores somos de la misma generación, jugadores que se partieron el alma por su club y que seguro que hoy miran con nostalgia y pena ese camino y esa desaparición de la competición profesional:

  • Juan Miguel Navalón  capitán del club no se cuantos años, la rivalidad nos hizo amigos y los recuerdos nos unen. Uno de los mejores bases que ha dado la ciudad y contra el que me enfrentado no se cuantas veces.
  • Fernando Parreño, un escolta con una potencia el las piernas sublime.

  •  Toni Gallego, de los primeros pivots que conocí que botaban como un base y con una manita de lujo y hoy Presidente del club.

Igual me dejo alguno que haya jugado en EBA-LEB y ACB con Alicante, que me disculpe, porque esa cantera del TEKA dio grandes jugadores como Pedro Díaz, Carlos, y tantos otros.

También quiero acordarme sus directivos iniciales,  Paco Pastor (Paco TEKA), presidente y no se si fundador, siempre con su puro, al que todos respetaban y del que guardo un gran recuerdo, KUKI entrenador y directivo, Miguel Cano, todo una vida vinculada al club y de Luis castillo, ahora ya expresidente, al que he podido conocer mejor este año, por mi nueva situación laboral y que se ha ganado todo mi respeto y al que considero un caballero.

Para terminar, hoy  tengo una sensación de nostalgia, envidia,  pena y esperanza.

-Nostalgia de aquellos tiempos,
-Envidia por no haber podido nunca en esos casi 20 años de jugar para el equipo más importante de mi ciudad.
-Pena por ver la situación actual.
Esperanza por ver que antiguos jugadores y amigos como Toni Gallego o Miguel Médicis, han cogido las riendas de un proyecto, que estoy seguro, llevará en unos años a devolver el baloncesto Profesional a nuestra ciudad.

Muchas suerte amigos y contad conmigo en lo que os haga falta.
Suerte Presi.

Un abrazo.
Juanjo Bernabé.





 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración