Lucentum: Este muerto está muy vivo

 

"El Lucentum es equipo de Adecco Plata". Siete palabras. Una frase. Es curioso como de relativa es la vida. Esa frase hace un año no producía más que tristeza y no tenía ningún atractivo. Sin embargo, un año después se percibe con ilusión por la afición, por el club y por la gente que sigue estimándose al Lucentum y al basket alicantino. ¿Qué ha cambiado en tan solo un año?

Si el club se lo hubiera propuesto podría haber salido en Plata el año pasado, sin embargo se apostó por poner pies en el suelo. Se apostó por parar el carro y bajar a la base del club. No se quiso vender humo, aún a riesgo de que la afición se pudiera olvidar del club o que el apagón de los medios de comunicación en una categoría como la Primera Nacional pudiera condenar al ostracismo al Lucentum. 

Tony Gallego, presidente del club, se marcaba como objetivo, allá por noviembre, que el objetivo del club era ser LEB Oro en 4 años. Nadie, ni siquiera la propia directiva, podría pensar por aquel entonces que apenas medio año después seríamos Adecco Plata. Seguramente tampoco se imaginaban cuando se hicieron cargo del proyecto que en el primer amistoso del equipo se quedaría pequeño el Pabellón de Babel, o que la Peña Kali Nord les acompañaría en casi todos los desplazamientos, o que en la Final a Cuatro de Primera Nacional habría 2500 personas en las gradas...

El nuevo proyecto del Lucentum ha apostado por una reestructuración de la base del club. Se quiere construir el proyecto profesional sin desmarcarlo de la base. Se piensa en baloncesto a la hora de gestionar y de estructurar el club.



Se han mantenido y mejorado relaciones con las instituciones (Ayuntamiento, Diputación y Generalitat). La imagen del club ha mejorado, a pesar de contar con el lastre que supone que el Ayuntamiento de Alicante tenga que asumir cada año 500.000 euros de pagos del concurso de acreedores. La nueva directiva ha conseguido que, poco a poco, se vaya separando la 'herencia recibida' de la gestión actual del club, misión nada fácil porque ese lastre está ahí y nos va a seguir 'pesando' durante casi una década. Lo único 'positivo' que conlleva esa losa es que mantenemos el canon de acceso a ACB, aunque aún falta mucho tiempo para que nos haga falta.

Los apoyos privados han ido llegando y deben ser la base del sustento del club en el futuro. Una de las cosas que ilusionan hoy en día al seguidor del Lucentum es leer que la deuda generada en este ejercicio es de cero euros. Ese debe ser el camino a seguir. La gente valora el ir con los pies en el suelo. 

Deportivamente hemos visto como un grupo de jugadores jóvenes, de la tierra en su mayoría, han dado todo por lograr un ascenso que ha sido vital para que el equipo esté hoy en Adecco Plata. Esa ilusión que generó el ascenso fue un empujón para una afición que, en mayor o menor medida, ha seguido la temporada del Lucentum. 

La estructura que diseña el club para esta temporada es algo totalmente novedoso en la historia del club: un equipo en Adecco Plata, otro en EBA y un vinculado en Autonómica, además de un junior para el que se están trayendo jugadores que pueden alternar con los senior. Sin olvidar a la generación que pasa a cadete y a toda la base del club. Es una estructura que debe permitir una permeabilidad total entre categorías y equipos, de forma que podamos, por fin, ir viendo progresar a los jóvenes de la cantera.

En breve se dará una rueda de prensa donde se detallarán más cosas de la nueva etapa del club con el equipo en Adecco Plata. Estamos ansiosos por conocer novedades y pensar en baloncesto.

De momento nos quedamos con esa sensación de alegría de ver al Lucentum volver poco a poco a salir hacia adelante.

Y como decía el vídeo de la Kali: "Aunque me he caído, no lo han conseguido, solo estoy herido"






Share on Google Plus

About Ramón Juan

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :