Llega el momento: solo vale ganar, el resto es secundario


Foto: Jose Fco. Martínez

El HLA Alicante se colocó lider esta semana después de vencer a Ávila en un partido gris, con una horrenda primera mitad a nivel ofensivo (solo anotamos 17 puntos) pero con un equipo que no se hundió y supo sacar un partido complicado en la segunda mitad. Victoria sumada al casillero y escalamos a la primera posición. Eso es la LEB Plata a estas alturas.

Muchas veces nos podemos 'quejar' del estilo de juego del equipo. Que si abusamos del tiro exterior, que si nos falta equilibrio, que si hay jugadores de los que se podría esperar más...  Estamos a falta de 7 partidos para el final de la liga y ya es tarde para corregir ciertas cosas. A estas alturas solo sirve sumar y da igual si se hace jugando bien, mal o regular. Estamos en una LEB Plata muy abierta en la que ningún equipo ha demostrado ser superior al resto y donde cualquier te puede pintar la cara cada semana, por lo que cada partido va a ser una final.

Ahora es el momento de que los jugadores demuestren que están implicados en el equipo. Los partidos que quedan se ganan desde la entrega, la fuerza del equipo, el creer en el ascenso y en pensar en el interés del equipo por encima de lo individual. 

El partido del 24 de marzo en La Roda todos lo marcamos con una equis como gran final... pero viendo la liga, igual de final va a ser el de esta semana en Hospitalet o nuestra visita a Murcia en la jornada 28, por poner solo dos ejemplos. Cada partido, una final. Así están las cosas. 

Mirando a temporadas anteriores, el Lucentum tiene la mejor serie de victorias de todas nuestras temporadas en LEB Plata. El 17-6 actual supera al 16-7 del año pasado y al 13-10 y 14-9 de las dos temporadas anteriores. Jugando mejor, jugando peor... poco importa ahora.

Salir de LEB Plata es urgente para el Lucentum. El estancamiento a todos los niveles que está suponiendo el permanecer tantos años en esta liga hace imposible crecer el proyecto a nivel de afición, de patrocinadores, de impacto en los medios, de ilusión en nuevas generaciones de gente que se enganche al baloncesto... Hay que subir sí o sí. Esa es la presión con la que contamos.

Lo dicho. Llega lo bueno. Llega el momento de disfrutar de la emoción y de volcarse con el equipo, porque cuando te estás jugando el ascenso da igual que estemos en una categoría u otra, es necesario estar todos apoyando.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

Calendario LEB Plata 2017-18