HLA Alicante: Solo queda una batalla para ganar la guerra


Foto: Jose Fco. Martínez
El pasado lunes el club ponía a disposición de los aficionados las entradas y packs para viajar a acompañar al equipo en sus partidos ante el Real Canoe. Todo llegaba tras el partidazo del equipo el domingo y con un subidón que a muchos nos hizo pensar que el domingo se podría celebrar un ascenso en Madrid. La demanda superó a la oferta inicial y para el domingo el club facilitó casi un centenar de entradas para los desplazados.

El partido del viernes comenzaba con buenas sensaciones pero en el tramo final se acabó escurriendo de las manos la victoria. A los que pensábamos que el domingo íbamos a jugarnos el ascenso nos empezó a recorrer un sudor frío por el cuerpo. Pensamiento como "mira tú que como perdamos el domingo y nos volvamos con el disgusto en el coche" no paraba de sobrevolar la mente de muchos lucentinos.

Pero, de perdidos al río. Resulta que una hora antes del partido del domingo estaba medio pabellón del Canoe lleno de aficionados alicantinos. No solo los 100 a los que el club gestionó entradas, no se sabe cómo pero al final siempre aparecen aficionados lucentinos de debajo de las piedras. Ahí estaba la Kali atronando con sus cánticos en un Pabellón con casi un 40% de aficionados alicantinos. Jugábamos en casa.

HLA Lucentum - CANOE PLAY OFF 4

Me gustaría saber qué pasa por la mente de los jugadores cuando ven que tras la decepción del viernes se encuentran con que el domingo aparecen 200 gargantas que se hacen más de 800 kilómetros solo para apoyarles.

Nervios. Muchos nervios. Miedo a perder. Mucha tensión en la grada en cada jugada. El equipo casi siempre iba por delante pero sin abrir brecha en ningún momento y la gente era consciente de que estábamos en un trapecio y no había red. 

Los jugadores mostraron máxima concentración y apenas tuvieron baches en el juego. Canoe no lo puso fácil y no fue hasta el tramo final de partido cuando el equipo abrió una brecha que daba 'tranquilidad' a la grada. Se celebró el triunfo como su fuera un ascenso. Aunque lo cierto es que tenemos que bajar al suelo porque en esta final ya hemos visto que cualquier bajón nos lo castigan duro.

Tenemos la final en el sitio ideal. Todos habríamos querido un 3-0 y para casa... aunque también es cierto que tener la ocasión de vivir lo que se va a ver el martes en el Pedro Ferrándiz merece la pena, aunque preferiría que me aseguraran el triunfo. Seguimos estando en el aire pero tenemos la ocasión de vivir en primera persona el impulso del baloncesto y del Lucentum de nuevo hacia la élite.

Sobre el juego del equipo. Hemos visto en estos partidos que si intentamos (y nos dejan los árbitros) hacer daño por dentro tenemos mucho adelantado. Ayer no entraron los triples (0-12 hasta poco antes del descanso), pero salimos adelante con el trabajo de Sidibe y Orion. A poco que se consiga un equilibrio de la aportación interior-exterior se pondrán las cosas de cara. 

Nos merecemos disfrutar. Nos merecemos regresar. Nos merecemos ascender.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HLA Alicante ocuparía una plaza vacante en LEB Oro si Bilbao compra la plaza de Araberri

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración

Calendario LEB Plata 2017-18