David Varela, ante el reto de rematar el ascenso

Foto: Jose Fco. Martínez
Hemos repasado a toda la plantilla del HLA Alicante, pero creo que también merece su espacio el cuerpo técnico, encabezado por David Varela. 

Los entrenadores ocupan un puesto clave en cualquier proyecto. Son los primeros expuestos a las críticas si las cosas no van bien, pero no suelen ser lo que más alabanzas reciben cuando llegan los éxitos. Supongo que eso les va en el puesto.

El HLA Alicante ha armado este año un proyecto totalmente renovado. Solo Álvaro Lobo continuaba de la pasada temporada. Y se apostó por David Varela para dirigir al equipo. Llegaba desde Alcázar Basket, con el que hizo una buena temporada en su estreno en LEB Plata. El reto no era fácil porque Alicante partía con la necesidad del ascenso y hacerlo con un proyecto renovado exige acertar en los fichajes y también en la conjunción de las piezas, con el correspondiente (y complicado a veces) periodo de adaptación.

A lo largo del año ha tenido que recibir las críticas por la irregularidad mostrada por el equipo en diversas fases de la temporada. E incluso también se ha criticado en ocasiones el propio estilo de juego del equipo y su excesiva dependencia del juego exterior. 

Viendo lo que ha sido la LEB Plata 2017-18, lo cierto es que ningún equipo lo ha puesto fácil y las diferencias en los partidos ha sido mínima. Ni tan siquiera el Coviran Granada, con el proyecto y el presupuesto más potente de la liga, lo tuvo fácil para ascender.

El no llegar a entrar en la Copa LEB Plata o el quedar fuera del ascenso directo supusieron dos decepciones importantes. 

 
Pero lo cierto es que hay dos cosas muy importantes que se han logrado y de cuyo logro tiene gran parte de mérito el cuerpo técnico al completo (entrenador, ayudantes, fisio....):

-Se ha conseguido hacer de la necesidad virtud y se aprovechó el tramo final de liga regular para que el equipo llegara al 100% a los Playoff, tanto física como mentalmente.

-Se ha conseguido que el grupo transmita una sensación de implicación y de unidad en la lucha por el objetivo del ascenso, a pesar de cualquier roce o diferencia que pueda haber salido a lo largo de la temporada.

A nivel de juego, el equipo ha forjado su modelo. Puede tener más o menos detractores pero en esta fase decisiva está funcionando y se encuentran recursos para poder resolver adversidades.

Nos lo vamos a jugar todo en 2 o 3 partidos. Se puede ascender o se puede no ascender. Pero, al menos, la sensación que deja el equipo en estas eliminatorias es de que se está dando todo por el objetivo. Y eso ayuda a que entre la pelotita.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HLA Alicante ocuparía una plaza vacante en LEB Oro si Bilbao compra la plaza de Araberri

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración

Calendario LEB Plata 2017-18