El Mar Alicante necesita ayuda

Los aficionados al Lucentum sufrimos por la viabilidad de nuestro club, y también sabemos que no somos los únicos en esta ciudad que tienen a su deporte en peligro. El Mar Alicante también está pasando una temporada muy dura en el aspecto económico, hasta el punto de que han lanzado una FILA CERO para intentar recabar algunos ingresos para poder sufragar gastos inmediatos, como los derivados del partido de Copa EHF ante un equipo turco.

Desde aquí mando todo mi apoyo a la gente del balonmano y del Mar Alicante y os dejo la información por si puede llegar a alguien que quiera colaborar con un equipo que recordemos que es subcampeón de la Recopa.

La verdad es que es triste que el deporte en esta ciudad tenga que estar siempre con estas situaciones. Ojalá algún día todo esto sean recuerdos lejanos y podamos tener proyectos deportivos viables, estables y exitosos.



El Balonmano Mar Alicante ha puesto a disposición de cualquier persona o entidad que quiera ayudarles económicamente dos cuentas de las denominadas "fila cero" en las que espera ingresar el dinero suficiente para seguir .

La entidad presidida por Toni Navarro espera que esta iniciativa incentive el apoyo de la sociedad alicantina a través de pequeñas aportaciones.

El club aspira a poder recaudar dinero suficiente para poder cubrir, en primer lugar, los gastos derivados de la participación en la eliminatoria de cuartos de final de la Copa EHF, en la que se debe enfrentar al Maliye Mili Piyango de Turquía. "Desde el club pensamos que a través de esta iniciativa damos la oportunidad de que, por medio de un donativo de cien euros, la gente pueda ser partícipe de un trocito de la historia del balonmano en Alicante", se apunta en un comunicado oficial, en la que se añade que "la identidad de los donantes será anónima y se publicitará la cifra total conseguida al final de la campaña". 

Cuentas corrientes:
Cam: 2090 3017 73 0200069568
Bancaja: 2077 0415 25 3101242120

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración