El Lucentum sabe de retos complicados


El Lucentum se encamina hacia el tramo decisivo de la temporada. El ascenso directo se escapó hace tiempo y la lucha se centra en mantener la tercera plaza que nos dé la ventaja de cancha en dos rondas eliminatorias.

Es posible que el Lucentum no se presente como el máximo favorito al ascenso en esos Playoff, pero si echamos la vista atrás podemos encontrar un antecedente que nos puede servir para cargarnos de ánimo y de ilusión. Además, sabemos que el Lucentum ha sido, históricamente, capaz de hacer cosas que nadie podría imaginar.
 

Temporada 2001-02. El Lucentum acaba la fase regular en tercera posición con 10 derrotas en su casillero, cinco derrotas más que el segundo clasificado (Ourense). El equipo se clasificaba para los Playoff pero se jugaría el ascenso en una eliminatoria ante Ourense y sin ventaja de cancha. El resultado fue que el Lucentum venció en los primeros partidos a domicilio y luego cerró la eliminatoria y el ascenso con un 3-0 conseguido en un Centro de Tecnificación exultante de alegría. El Lucentum volvía a la ACB contra pronóstico. ¿Por qué no podemos repetirlo este año?


En los Playoff todo empezará de cero y el equipo que llegue en mejores condiciones físicas y anímicas se llevará el gato al agua. El factor cancha será de gran ayuda para los que lo tengan a favor, eso es indiscutible, pero la historia dice que no acaba de ser determinante para el ascenso.

Ahora es momento de apoyar al equipo para alcanzar el objetivo de la tercera plaza y luego conseguir movilizar a la afición para que en el Playoff podamos crecernos y demostrar que merecemos el ascenso. Lo bonito de un Playoff es la emoción del formato y la ilusión del premio que se puede obtener. Formato que tiene que despertar a la afición y hacer que se viva con ilusión. Lo que suceda después será otra historia.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración