Las incertidumbres que deja la pandemia a las competiciones FEB - Lucentum Blogging

Lucentum Blogging

Desde 2007 hablando del Lucentum Alicante. Ahora también mucha #LEBOro

ÚLTIMAS NOTICIAS

Home Top Ad

Post Top Ad

25 abril 2020

Las incertidumbres que deja la pandemia a las competiciones FEB


En las últimas semanas todas las noticias relacionadas con la LEB Oro están centradas en la resolución de la liga, y en particular en la forma de concretar los posibles ascensos a ACB. 

Por una parte, la Liga ACB y sus clubes intentan bloquear cualquier atisbo de ascenso que pueda forzar a que la próxima temporada la ACB tuviera 20 equipos. La mayoría de los clubes LEB Oro quieren defender esos ascensos en aras de mantener los derechos que marca el convenio de coordinación ACB-FEB.

Los dos equipos mejor posicionados para ese ascenso: Carramimbre CBC Valladolid y Delteco GBC se han mostrado muy contundentes en su postura de luchar hasta el final por ser los equipos que tienen derecho al ascenso en caso de que acabe la competición. 

En la última reunión FEB-Clubes LEB Oro se ha avanzado en el planteamiento de que se pueda disputar una Fase de ascenso donde los equipos se disputen 1 o 2 plazas de ascenso. Equipos como Breogán, Coruña, Palencia, Alicante o Cáceres se han mostrado interesados en participar en esa posible fase de ascenso, en caso de que las autoridades sanitarias lo permitiesen. La última noticia de la semana ha sido la maniobra que está poniendo en marcha el CBC Valladolid para afrontar un posible ascenso.

Más allá de esa lucha de cada equipo por sus intereses, a mí me surge una duda: ¿Es buen momento para dar el salto a la ACB? 

Esta reflexión se puede aplicar a cualquiera de los clubes implicados. La situación actual puede permitir esos ascensos, ya sea de forma directa o tras esa hipotética fase de ascenso, pero la incertidumbre que ofrece la futura temporada puede hacer hasta contraproducente esos ascensos.

La próxima temporada parece que puede desarrollarse parcial o totalmente en pabellones a puerta cerrada con la consiguiente pérdida de ingresos derivada de abonos, entradas, publicidad en pabellón... por no hablar del inevitable menor impacto en la masa social que supone el hecho de no poder vivir el baloncesto en directo en las canchas.

La situación de crisis económica que se cierne sobre el país va a afectar a empresas, instituciones y personas, complicando en algunos casos la posibilidad de invertir en patrocinios deportivos, reduciendo subvención de instituciones públicas y también complicando el poder hacer frente a abonos por economías particulares.

Si finalmente hay una ACB de 20 equipos, eso supone una temporada con 4 descensos, algo que haría que los equipos de la zona baja puedan tener una alta probabilidad de descenso.

Por otra parte, en esta situación podría darse el caso de que algún club pueda encontrar la forma de meter la cabeza en la ACB, algo que de otra manera no podría ser posible. Y si la situación sanitaria y económica permite que las cosas se vuelvan a acercar a la normalidad podría ser una apuesta que sea acertada en el medio plazo.

Es un momento sin precedentes y ofrece una situación difícil de prever, con lo que puede convertirse en una oportunidad o en un riesgo para el que afronte ese posible ascenso.

Tampoco es que sea muy halagüeño el futuro en la LEB Oro. Es más que probable que la próxima temporada se vea afectada por esas restricciones de aforo (totales y parciales), lo que obligará a la FEB a tomarse en serio lo de que la cobertura televisiva sea completa y de una calidad aceptable que pueda incluso generar de alguna forma ingresos para que los clubes puedan suplir las pérdidas en abonos, entradas, etc.... 

La próxima LEB Oro va a tener equipos que van a tener problemas para poder salir si no hay una reducción de costes fijos y luego una consecuente reducción de presupuesto en plantillas de jugadores y entrenadores. También es cierto que esta afectación no será simétrica en todos los equipos, ya que puede variar en función de diversos aspectos:

-Excesiva dependencia de subvenciones: es probable que las aportaciones de subvenciones se vea reducida a corto plazo.
-Sectores productivos de los patrocinadores: aquellos que dependan de sectores más duramente castigados por la crisis notarán más las consecuencias.

Con este panorama, completar una LEB Oro con los 18 equipos que tienen derecho deportivo puede ser complejo, lo que puede derivar en renuncias y/o llegadas de otros clubes desde Plata para cubrir esas vacantes.

En este sentido, también queda pendiente por parte de la FEB el definir cómo queda resuelta la pirámide completa de competiciones FEB. ¿Habrá ascensos a LEB Oro? ¿Supondrá eso un aumento del número de equipos en LEB Oro? ¿Los clubes LEB Plata podrán completar las 24 plazas?...

Por último, pero no menos importante, hay que tener en cuenta que esto va a afectar directamente a los protagonistas del juego (jugadores, entrenadores...). ¿Se tiene en cuenta a los jugadores en la toma de decisiones? ¿Quién defiende que las condiciones de seguridad sanitaria se cumplan en todas las categorías? ¿Qué opinan ellos sobre la estructura de las competiciones?...

Para ir obteniendo respuestas habrá que ir viendo la evolución de la pandemia y de las medidas que las autoridades van tomando para la vuelta a la 'nueva normalidad' que nos anuncian. 

Con lo que es difícil para los clubes planificar y prever una temporada cargada de incógnitas.



No hay comentarios:

Post Bottom Ad

Pages