Albert Moncasi y Jódar, a pleno rendimiento en sus nuevos equipos


Albert Moncasi se desvinculaba del Lucentum el pasado 21 de enero. Apenas dos días después fichaba por River Andorra. La marcha del jugador catalán se producía después de pasar en blanco toda la temporada por una lesión en el tendón rotuliano. Desde el club se consideró que su actitud no fue la correcta y, a pesar de que ya había recibido el alta médica, fue mantenido fuera de las convocatorias y de la dinámica de competición.

Se desconoce si su marcha a Andorra (rival directo del Lucentum) supuso algún tipo de ahorro económico para el Lucentum. El resultado es que Moncasi ya ha disputado cuatro partidos con River Andorra y que su relevancia en el equipo va en aumento. Ayer mismo fue titular y anotó seis puntos consecutivos en el arranque del partido Coruña-Andorra. Moncasi ha superado el mes de prueba que firmó a su llegada el equipo andorrano y seguirá hasta final de temporada a las órdenes de Peñarroya.

Andorra camina con paso firme hacia el ascenso directo, con una plantilla compensada, rindiendo a un gran nivel y reforzada con la presencia de un Moncasi que ya empieza a sumar. Por su parte, el Lucentum anda haciendo encaje de bolillos para ver la posibilidad de encajar la llegada de un refuerzo al equipo y con problemas en el rendimiento del juego interior. Paradójico.

Estoy seguro de que el club tomó la decisión que creía adecuada y que los motivos que dio Moncasi para que se decidiera no contar con él fueron lo suficientemente justificados, porque de lo contrario no tendría sentido esta situación.

El caso de Jódar, a otra escala (juega en EBA), también guarda paralelismo. Es apartado de la dinámica del equipo y es "invitado" a abandonar el club. Ahora promedia 22 minutos por partido en el Covibar Rivas, con 6.5 puntos y 3 rebotes de promedio.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración