El Lucentum debuta con una sufrida victoria ante L'Alfàs (58-55)


El Lucentum arranca con victoria su andadura por la Primera Nacional. 58-55, un marcador que sirve para retratar un partido espeso, de muchas imprecisiones y en el que las defensas se impusieron a unos ataques desarbolados. A pesar de todo, un partido cargado de intensidad, de competitividad y de igualdad hasta los instantes finales.

Buen ambiente en las gradas. La afluencia fue mayor que en los partidos de pretemporada y podría acercarse a los 500, aunque esto de las cuentas es difícil de hacer. Volvía a sonar la megafonía en el calentamiento. Un speaker hacía las presentaciones. La Kali Nord aumentaba sus efectivos. Un bonito ambiente para el debut del Lucentum.


El equipo estrenó su nueva equipación, de marca Luanvi. El equipo volvió a vestir de azul, algo que a algunos extrañaba ya que la primera equipación del equipo siempre ha sido la blanca. El diseño es bastante simple, camiseta azul, franja blanca en los laterales y el escudo del Lucentum en el lado izquierdo de la camiseta. Todavía sin patrocinadores en las camisetas, aunque la sobrecamisa blanca de entrenamiento sí que lucía el logo de NIDEHIMA, primera empresa que patrocina a este Lucentum. En la parte superior de la espalda no figuran los nombres de los jugadores, pero se puede leer el nombre del equipo "Lucentum".

Antes del arranque vimos a Germán Miñarro, base del equipo, que acudía con muletas y que tenía el tobillo lastimado, con lo que no pudo jugar en el debut liguero.

Otro detalle, pudimos ver a Javier Furió, el eterno fisioterapeuta del Lucentum, sentado en el banquillo de Kuko Cruza.

Volviendo al partido en sí, os dejo una breve crónica:

El Lucentum arrancaba con un triple de Masllorens. No volvimos a ver aro en siete minutos. L'Alfàs comenzó a dominar el ritmo del partido. Cerraban bien la pintura y ni López Valera ni Masllorens conseguían aprovechar sus ventajas. Un parcial 0-11 de L'Alfàs obligó a Kuko Cruza a pedir un tiempo muerto para intentar dotar a su equipo de ideas en ataque. 7-14 fue el marcador al final del primer periodo.

El segundo periodo comenzaba con L'Alfàs haciendo un juego más equilibrado que el Lucentum, aunque el partido estaba marcado por las imprecisiones en ambos equipos. El Lucentum intentaba buscar variantes en defensa para forzar recuperaciones y poder hacer el juego rápido que quiere Kuko Cruza. Vimos zonas 2-3 y caja y 1 que dieron frutos y sirvieron al equipo para igualar el marcador gracias al buen hacer de Remón y Adriasola y al acierto de Fuentes y Astilleros con dos triples que sellaron un 27-27 al descanso.


En el tercer periodo el equipo de L'Alfàs acusó el cansancio de algunas de sus piezas y el Lucentum conseguía sus mayores rentas (38-31), pero el partido no se acababa de romper. L'Alfàs, bajo la buena dirección de Fran Cano se mantenía siempre en partido. 42-40 se llegaba al periodo decisivo.

El Lucentum seguía desacertado desde el perímetro. Valera y Masllorens no acababan tampoco de sacar mucho partido cerca del aro. El partido se trababa y los árbitros señalaron algunas faltas discutibles, incluidas dos técnicas a L'Alfàs en momento importantes del partido. 

La velocidad y la anticipación de Fuentes y Adriasola sirvieron al Lucentum para conseguir algunas canastas en contraataque que colocaban un 54-48 a falta de 40" que parecía decisivo. Un triple de Moncholi colocaba el 54-51 y a falta de 20" el Lucentum ponía el balón en juego pero el árbitro señalo una falta antideportiva sobre González que son de esas que no se suelen pitar. Muy justita. Se fallaron los dos tiros libres y en una acción posterior un robo de Fuentes decantó el partido hacia el Lucentum. 58-55 resultado final y primera victoria en un partido muy espeso y en el que el rival plantó cara desde el principio al final.


Comentarios

Josele ha dicho que…
Que alguien me esplique como se puede hacer el primer cambio en el minuto 12 con un parcial en contra de 11/0 ..
Parece que a este entrenador solo le gustan cinco de sus 11 jugadores.
Esto empieza a no gustar y creó que el vestuario empezara a no ser lo que debería ser..
Anónimo ha dicho que…
Estoy total mente desacuerdo, al sr. Kuko habrá que decirle que los cambios son gratis y que un jugador que se sienta bien y que participe en el juego es mas valido que quien se queda en el banquillo partido tras partido.
Si no tiene confianza en su equipo que se vaya con su quinteto a jugar 3x3..

Entradas populares de este blog

Cinco opciones para el banquillo de la Fundación Lucentum

LEB Plata, esa liga en tierra de nadie que necesita una reestructuración